info@digitalbrains.es

Aprender Growth Hacking: ¿es posible?

Obviamente, sí se puede aprender Growth Hacking; pero no todas las metodologías valen. El Growth Hacking encuentra en la experiencia propia y la de terceros su base de aprendizaje. Un Growth Hacker no es un experto en la teoría, sino un conocedor de cómo la teoría se transforma en práctica, y esta cosecha resultados.

Para aprender Growth Hacking es necesaria una metodología práctica que además forme al interesado en la competencia de aprender a aprender, pues estamos en el terreno digital, un campo líquido que fluctúa constantemente y cambia de manera apreciable de un año para el otro, por lo que un Growth Hacker que ya consiga las bases para realizar su trabajo, si no quiere transformarse en un dinosaurio, necesitará seguir aprendiendo e investigando el resto de su vida.

Habilidades que cultivar para aprender Growth Hacking

1- DISEÑO DE PRODUCTO

Este es un aspecto previo a todos los procesos de comunicación pero esencial para ellos. Definir claramente cómo es nuestro producto, a qué clientes se dirige, cuál es la característica que posee que satisface una demanda del consumidor; conocer si el consumidor es consciente o no de su propia necesidad, etc. Un Growth Hacker que sabe tomar el producto o servicio que quiere vender desde la fase de su diseño, tendrá mucho más control sobre todas las fases de difusión del mismo. Saber cómo se adapta el producto a su mercado (Market Fit) y su potencialidad para hacerse viral son algunas de las funciones esenciales de esta habilidad.

Además, si domina también el diseño Web, podrá idear un Website acorde con la imagen del producto, creando tanto sinergias útiles para fidelizar al consumidor como realizando una optimización OnPage desde el principio, evitándose así disgustos posteriores relacionados con redireccionamientos masivos de 404’s en el ht access.

2- TECNOLOGÍA

El mundo digital se rige por la tecnología, y el Growth Hacker tiene que ser un manitas con la informática y más exactamente con Internet. Debe poseer un conocimiento profundo de las herramientas de marketing digital y del funcionamiento de la Web; pero no solo eso. Es necesario aprender también unos mínimos de lenguajes de programación: HTML5 y CSS3 son básicos para el diseño de newsletters o el aspecto de la Web; Javascript es muy necesario para implementar correctamente la analítica y el seguimiento de conversiones; conocer expresiones RegEx es imprescindible para configurar filtros y segmentaciones en Analytics, amén de diseñar archivos robots.txt eficaces.

aprender growth hacking

Fragmento del código de la Web de Google

En este punto entra en juego la capacidad analítica y la mente lógica que citábamos en el artículo anterior. Es necesario una apertura a estos lenguajes, cierta pasión por la lógica e interés por saber cómo es posible que al escribir por ejemplo:“<a href=”tel://númerodeteléfono”>número de teléfono</a>” se consiga que al pinchar desde un móvil el número de teléfono en cuestión que aparece en una web, se realice una llamada a dicho número, o desde un ordenador dé la opción de realizarla a través de Skype.

Por supuesto, es necesario también aprender a manejarse con soltura por las bases de datos. Un dominio bueno del Excel facilita mucho la vida y es vital como fundamento del aprendizaje posterior. Las bases de datos serán una de los pilares del trabajo del Growth Hacker para establecer la estrategia de comunicación con clientes y usuarios potenciales.

Para aprender Growth Hacking hay que ir más allá y descubrir las utilidades que nos ofrecen las APIs de las distintas redes sociales para integrar diversas tecnologías y conseguir funciones muy potentes para automatizar y escalar procesos de captación de leads y de mejora de  la presencia de nuestro producto.

3- CREATIVIDAD

La creatividad no sale siempre de uno mismo, sino que se cultiva. Hay que empaparse de noticias, tutoriales y consejos, ver ideas que hayan funcionado en otras empresas, hacer un collage con los elementos existentes y, como el pintor contemporáneo que crea nuevos lenguajes a partir de la base del arte tradicional, avanzar y transgredir esas experiencias para crear nuevos procedimientos útiles para el crecimiento de la empresa.

4- PLANIFICACIÓN Y ORGANIZACIÓN

Para aprender bien Growth Hacking se necesita una buena organización, y esa buena organización hay que trabajarla desde el comienzo, sabiendo dividir las tareas pero al mismo tiempo estudiando cómo integrarlas y cómo unas se relacionan con las demás.

Solo entrenando estas cuatro habilidades y sabiendo integrarlas en un proyecto, una persona puede aprender Growth Hacking, sin dejar de tener nunca en mente la necesidad de seguir aprendiendo, seguir creando, seguir avanzando. Es precisamente en estas funciones en las que se fundamenta nuestro máster en Growth Hacking.

Leave a Reply

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestro Aviso Legal y de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar