info@digitalbrains.es

¿Cómo contratar a un Growth Hacker?

Contratar a un Growth Hacker puede ser la solución a los problemas de poca visibilidad de una empresa, por eso es muy importante conocer cuál es el perfil que distingue al Growth Hacker del resto de profesionales del marketing en general y del marketing digital en particular.

Existen dos opciones para contratar a un Growth Hacker que te ayude a hacer crecer tu empresa con el máximo rendimiento. Por un lado, buscar gente que ya haya sido Growth Hacker en otras empresas y posean una dilatada experiencia en experimentación, lo que permitirá que rápidamente ponga en práctica las técnicas y estrategias que domina. Por otro, está la opción de invertir en el talento: tomar un perfil junior de marketing digital y enfocarlo a la especialización en Growth Hacker.

En el primer caso, obtienes rápidamente experiencia y efectividad; en el segundo, obtienes un mayor grado de fidelidad por parte del Growth Hacker. De cualquier modo, no todo el mundo sirve para ser Growth Hacker, y por eso, para identificar cuál es el perfil que realmente buscas, vamos a enumerar las cuatro características esenciales para elegir claramente el perfil buscado.

CÓMO DEBE SER UN GROWTH HACKER

1- ANALÍTICO

El Growth Hacker es un profesional del marketing digital que se maneja como pez en el agua entre métricas y dimensiones, y que posiblemente posea el certificado de Google Analytics, o incluso sepa manejar otros programas. Sabe etiquetar las URLs para hacer los seguimientos de cada campaña, definir desde el principio las KPIs del negocio, controlar los CTR, conocer el perfil de los usuarios, etc.

El análisis es una de las habilidades básicas del Growth Hacker, porque solo mediante éste será capaz de descubrir cuáles de sus acciones funcionan bien, cuáles mal y por qué, y podrá ir modificando sus estrategias de acuerdo a los insights obtenidos. Este es un criterio de criba muy importante incluso dentro del marketing digital, pues hay muchos perfiles que fallan en este aspecto. .

Los growth hackers se mueven como pez en el agua entre números y no les interesa probar aquello que no pueden medir.

2 – POLIFACÉTICO

Una de las claves a la hora de contratar a un Growth Hacker es asegurarse de que domina todos los campos del marketing digital. El Growth Hacker debe saber manejarse en CMSs como WordPress, analizar datos en Analytics, tener conocimientos avanzados de SEO, conocer las reglas de juego de las campañas en redes sociales, ser un experto en Adwords para averiguar dónde están los nichos en mercados, dominar el diseño suficiente como para la creación de landing pages y campañas de email marketing atractivas, poseer conocimientos de diseño de producto para mejorar las cualidades de los servicios que ofrece la empresa, conocer el estado del mercado y la competencia de su empresa, etc.

3 – TECHIE

Aunque no es necesario que un Growth Hacker sea programador, los mejores Growth Hackers del mundo tienen conocimientos muy avanzados de tecnología. Entienden perfectamente la arquitectura tecnológica de una web o de una app, saben lo que son las API’s y cómo utilizarlas en su servicio, y casi siempre tienen nociones avanzadas de HTML, CSS y Javascript; no se asustan cuando se habla de “scrapear” una web (descargar su información a una base de datos).

4 – CURIOSO DIGITAL

Los mejores growth hacks provienen de conocer a fondo cómo funcionan las plataformas digitales. Cuando un Growth Hacker entiende cómo funciona una web, a menudo descubre maneras de aprovecharse de sus “huecos” para hacer acciones que benefician su crecimiento.

El Growth Hacker investiga, pone a prueba, busca los límites, hasta que descubre maneras “nuevas” de conseguir tráfico/usuarios para su negocio.

5 – AUTOSUFICIENTE

El Growth Hacker posee la madurez y responsabilidad suficientes como para poder trabajar sin tener a nadie pendiente de él. No puede esperar a que otras personas le digan qué y cómo hacer su trabajo (con esto no decimos que haga lo que quiera sin consultar a sus superiores, sino que sepa controlar sus tiempos e investigar por propia iniciativa cómo mejorar sus resultados).

Son personas sin problemas para trabajar en grupo pero que dominan el arte del trabajo individual: tienen seguridad en sí mismos y convicción en lo que hacen; saben aguantar la presión y manejar muchos frentes al mismo tiempo, pudiendo clasificar con inteligencia las prioridades y no dejándose vencer por las presiones.

6 – ATREVIDO

El trabajo de Growth Hacker implica una continua experimentación, por lo que es necesario que la persona, aparte de ser profundamente analítica, responda también correctamente a la creatividad; una creatividad evaluada por los datos, pero abierta a experimentar continuamente nuevas estrategias, nuevos usos de integraciones de medios, nuevos hacks, juguetear con ideas rompedoras, combinar Inbound y Neural Marketing, etc.

En el terreno de las startups, se necesitan personas que toquen todas las herramientas y las toquen bien, compartimenten su cabeza en estamentos organizados, saquen conclusiones de sus resultados y experimenten nuevas ideas, y así reúnan en una sola persona la capacidad de trabajo de un equipo entero de marketing digital.

Si estás interesado en contratar a un Growth Hacker para tu empresa, estaremos encantados de presentarte a uno. Si prefieres convertirte en uno, ponte en contacto con nosotros.

Leave a Reply

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestro Aviso Legal y de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar