info@digitalbrains.es

CURSO GROWTH HACKING – Introducción

El marketing está cambiando. Nadie duda de esto hoy en día. La relación de las marcas con los consumidores se ha transformado a velocidad vertiginosa en los últimos diez años.  La universalización de Internet, las redes sociales y los móviles conectados permanentemente están cambiando la forma en la que las personas se relacionan con los productos.

El marketing de interrupción basado en grandes presupuestos para comprar audiencias cada vez tiene menos sentido. Vivimos en una época de contaminación informativa y cada vez transigimos menos con los contenidos y mensajes no deseados o no solicitados.

Hacemos zapping, no vemos los banners, borramos el spam… la publicidad de interrupción simplemente ya no vale. Los medios tradicionales llevan más de una década viendo caer sus ingresos publicitarios de manera sostenida. Esto no es sólo por la crisis económica. Es también porque los anunciantes se dan cuenta de que la publicidad como la han concebido toda la vida, cada vez funciona peor.

Los consumidores cada vez tenemos más capacidad de elegir. Cuando queremos algo lo buscamos, y lo encontramos. Aborrecemos las interrupciones. Demandamos cada vez una mayor personalización del producto y de los mensajes con los que nos llegan las marcas, sólo prestamos atención a aquello con lo que enganchamos emocionalmente, buscamos y valoramos enormemente las opiniones de otros antes de comprar cualquier producto o servicio, y esperamos cada vez un nivel de calidad mayor a un menor precio.

Aborrecemos las interrupciones. Demandamos cada vez una mayor personalización del producto y de los mensajes con los que nos llegan las marcas, sólo prestamos atención a aquello con lo que enganchamos emocionalmente, buscamos y valoramos enormemente las opiniones de otros antes de comprar

Además nos hemos convertido en consumidores voraces de productos y servicios digitales (libros, videos, series, noticias, cursos e información de todo tipo…).

Internet es un medio naturalmente social dónde las posibilidades de interactuar con otros se multiplican y la inmediatez es la divisa común. Las redes sociales han crecido como la espuma hasta tal punto que se han convertido en lugar común para la gran mayoría de nosotros.

Todo se acelera. Cada día aparecen nuevas redes sociales, apps y plataformas que van dejando atrás a las anteriores. Los jóvenes de hoy ya no usan Facebook, usan Instagram. Prefieren chatear por Whatsapp a hablar por teléfono. Y redes que hace unos años eran gigantes desaparecen ante nuevas opciones, cada día.

¿Qué supone esto para las marcas y los anunciantes?

Estas tendencias están redefiniendo desde sus cimientos las normas del marketing. Están transformando no sólo la forma de hacer marketing, sino las habilidades que para ello se requiere.

Muchas empresas del ámbito digital, pioneras en entender esta tendencia, han construido sus inmensas bases de usuarios alrededor de estos cambios.

Empresas como Facebook, Instagram, Dropbox, AirBnB, Airbnb y Whatsapp son solo algunos ejemplos.

Es en este ecosistema de Silicon Valley donde hace algunos años comenzó a utilizarse un nuevo término, que cada vez resuena con más fuerza en el mundo del marketing. Este término se acuñó por primera vez para definir a ese perfil dentro de estas organizaciones que estaba encargado de hacerlas crecer en sus estadios iniciales. El término es Growth Hacker.

Leave a Reply

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestro Aviso Legal y de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar